Un equipo motivado

miércoles, octubre 20, 2010 , , , , 0 Comments

La motivación es todo un mundo.

Comencé a responder un post de Rodrigo Corral sobre motivación, pero la respuesta se convirtió en otro post…. así que decidí ponerla aquí.

El "no desmotivar", como propone Rodrigo, implica también tener un equipo (que no grupo) de personas con capacidad de auto-motivación, pero cuando hay que hacer tareas aburridas o que la gente no ve como un reto, el ser capaces de motivar a nuestro equipo juega un papel fundamental. No todas las personas tienen la capacidad de auto-motivarse, y no siempre conseguiremos “no desmotivar” si tenemos que responder por los intereses de nuestra empresa. Lo que sí podremos hacer es detectar aquello que desmotive y compensarlo con puntos que sí lo hagan.

Desde dar a conocer los objetivos globales, hasta dar incentivos sorpresa -no monetarios-, salir con el equipo, hacer deporte juntos, la palmada en el hombro, decir "buen trabajo", "eres un@ crack", tener una frase propia en el equipo, una comida o cena todos juntos -de ser posible pagada por la empresa-, un mini-reto paralelo a la tarea aburrida o alternar tareas aburridas con aquellas que aportan beneficios intelectuales, son técnicas que funcionan.

Hay que estar siempre alertas para detectar si durante un tiempo (1 mes, por ejemplo) no se presentan situaciones que motiven, que rompan el ritmo monótono de trabajo. En ese momento hay que plantearse pensar en algo que haga que el equipo despierte. A veces no pasa en todo el equipo, sino sólo con una persona. A no todos se nos motiva igual, y ahí entra en juego la pirámide de Maslow que muchas veces se olvida.

Experiencia corroborable por uno de los lectores de este blog: Tuve que asignarle impartir un día de formación y casi entra en estado de shock. "Que me voy de la empresa" me decía... y tuve que aplicar todas las técnicas conocidas de motivación para que impartiera la formación. Reforzar su auto-estima, decirle que confiaba en él plenamente para esa tarea... en fin... que dió la formación y ahora mismo es capaz de asumir muchos más retos que antes.


Otra experiencia: un responsable de proyecto (no diré de qué empresa, por supuesto) se quejaba de que los trabajos que entregaba a los clientes solían tener errores. Había decidido entonces revisar todo antes de entregar y si habían errores, corregirlos él mismo, porque si los mandaba de vuelta a corregir, le volvían a entregar el trabajo con errores. Le comenté que tenía que motivar a la gente para que cerrase mejor los proyectos y darles las herramientas que necesitaban para ello. Y su respuesta fue: "Si la gente no está motivada ¿qué quieres que le haga?". El trabajo de un responsable de personas es Motivar, Dar las herramientas, Resolver todos aquello que se interponga en el trabajo de las personas. El trabajo de un responsable de personas no es revisar y corregir los trabajos que entregan, sino asegurarse que tienen todo lo necesario para que lo entreguen bien y hacer que conozcan las metas a alcanzar. Si no eres capaz de hacerlo, estamos perdiendo dinero contigo.

Aunque creamos que motivamos bien a las personas, nunca está de más volver a leer un libro, posts interesantes como el de Rodrigo, o volver a recibir un curso en el nos enseñen prácticas para motivar.
Un equipo motivado contamina positivamente al resto de personas de la empresa. Aprovechémoslo.
Aquí, otro post con algunas pistas para motivar: http://bit.ly/aelaIP

Espero que os sirva.

CNatra

Some say he’s half man half fish, others say he’s more of a seventy/thirty split. Either way he’s a fishy bastard.

0 comentarios: